¡Menudo espécimen!

El Museo de Historia natural de Burdeos - Ciencias y naturaleza propone de descubrir el Cocodrilo del Orinoco llamado el Cocodrilo de Journu en ¡Menudo espécimen!

Cocodrilo de Journu

Cocodrilo del Orinoco, Crocodilus journei Bory de Saint-Vincent, 1824
Naturalización siglo XVIII

Este cocodrilo es uno de los especímenes más antiguos del Museo. Forma parte de la donación Journu-Auber (1804) y sirvió para describir la especie.

En el siglo XVIII, el gusto por las ciencias naturales crece entre los académicos, que crean muchos gabinetes privados en toda Europa. En Burdeos, Bonaventure Journu, rico armador y comerciante de la ciudad, expone desde 1754 sus múltiples piezas exóticas en el gabinete de su palacete.

El 4 de junio de 1804, uno de sus hijos, Bernard Journu-Auber, quien prosiguiera con la colección, se la regala a la Ciudad de Burdeos. Pide que se nombre a un conservador y que las colecciones se expongan de manera «que sus conciudadanos puedan disfrutarlas fácilmente».

Sin embargo, a partir de 1842, el catálogo de la colección desaparece: solo dos cocodrilos, entre ellos, este, que sirvieron para la descripción de las dos nuevas especies, pueden atribuirse a la colección con certeza. Durante mucho tiempo, estos especímenes fueron codiciados por el famoso G. Cuvier, y luego por E. Geoffroy Saint-Hilaire para el Museo Nacional de Historia Natural. Los ediles bordeleses se negaron ya que eso hubiera ofendido al donante.

El Museo de Historia natural de Burdeos - Ciencias y naturaleza propone de descubrir el Dogo de Burdeos en ¡Menudo espécimen!

Dogo de Burdeos

Canis familiaris
Naturalización entre 1899 y 1921

Este dogo de Burdeos forma parte de la original colección de perros creada por Joseph Künstler, director del Museo a principios del siglo XX.

Joseph Künstler, director del Museo de Burdeos ciencias y naturaleza de 1898 a 1921, constituye una inusual colección de perros naturalizados. Mientras que los museos se dedican a la recopilación del «reino de la naturaleza», lo que en la actualidad denominamos «biodiversidad», Künstler extiende el proyecto científico de su establecimiento. Entre otras innovaciones, adquiere casi 150 ejemplares de diversas razas para adiestramiento y educación canina. Hay unos 70 perros naturalizados. Las demás piezas corresponden a montajes osteológicos o cráneos. Para obtener especímenes, Künstler solicita colaboración mediante una carta circular a los dueños de perros de raza pura. 

Künstler está particularmente interesado en la raza del Dogo de Burdeos, del cual establece el segundo estándar en 1910. Originario de Asia, el Dogo de Burdeos llega al parecer a Europa en la Antigüedad. Perteneciente al grupo de los molosoides (bulldog, bóxer...), destaca por sus habilidades de guardián para la casa. 

El Museo de Historia natural de Burdeos - Ciencias y naturaleza propone de descubrir el Oricteropo en ¡Menudo espécimen!

Oricteropo

Orycteropus afer
Espécimen naturalizado

El cerdo hormiguero u oricteropo es un mamífero nocturno nativo del África, subsahariana. Vive principalmente en las sabanas y zonas boscosas de suelo blando.

Durante el día, descansa en una madriguera que excava con sus fuertes garras. Sale al anochecer, en busca de hormigas y termitas de las que se alimenta. Detecta a sus presas gracias a su excelente oído y a su agudo sentido del olfato. Para capturarlas usa su larga lengua recubierta de saliva pegajosa.

Pese a su estricta dieta, el oricteropo a veces también se alimenta de una variedad de pepino (Cucumis humifructus) que crece bajo tierra. Este fruto rico en agua es una fuente de hidratación para el cerdo hormiguero, que a su vez participa en la diseminación de semillas a través de sus excrementos.

Aquí vemos el vídeo de una cría de oricteropo nacida en 2017 en el zoológico de Cincinnati.

El Museo de Historia natural de Burdeos - Ciencias y naturaleza propone de descubrir el Meteorito en ¡Menudo espécimen!

Meteorito

Fragmento del meteorito Toluca

Considerados primero como objetos sagrados, luego como fragmentos de tierra golpeados por un rayo, el origen extraterrestre de los meteoritos no se reconoce hasta el siglo XIX.

Este ejemplar es un fragmento del meteorito Toluca, descubierto en México por conquistadores españoles en 1776. Probablemente se estrelló en la Tierra más de 10 000 años antes y, durante siglos, los lugareños lo utilizaron para fabricar herramientas y objetos metálicos sin conocer su origen extraterrestre.

Compuesto mayoritariamente por hierro y níquel, se estimó que su masa total rondaba las 3 toneladas. En la superficie pulida, se pueden observar estructuras geométricas características de la cristalización del hierro meteorítico, las conocidas figuras de Widmanstätten. 

Descubra más información sobre este meteorito en Handbook of iron meteorites (en inglés).

El Museo de Historia natural de Burdeos - Ciencias y naturaleza propone de descubrir la Oveja de dos cabezas en ¡Menudo espécimen!

Oveja de dos cabezas

Ovis aries
Espécimen naturalizado con malformación congénita

Este espécimen es un animal policefálico: dos cabezas soportadas por un único torso. En la Antigüedad, la existencia de animales y humanos malformados se consideraba obra del Divino. En cambio, en la Edad Media, fueron imputadas a Satanás: las "monstruosidades", acusadas de traer mala suerte, eran a menudo rechazadas o eliminadas. Luego, en el siglo XVIII, despertaron el interés de los coleccionistas de curiosidades. Ya en el siglo XIX la teratología se convierte en una verdadera disciplina científica que estudia las anomalías anatómicas relacionadas con el desarrollo embrionario. Los naturalistas Étienne (1772-1844) e Isidore (1805-1861) Geoffroy Saint-Hilaire establecen una nomenclatura que describe estas anomalías.

Más información en el sitio web del Museo de Anatomía e Historia Médica Natural Testut-Latarjet.

El Museo de Historia natural de Burdeos - Ciencias y naturaleza propone de descubrir el Pez erizo en ¡Menudo espécimen!

Pez erizo

Diodon hystrix
Espécimen naturalizado en actitud defensiva

El Diodon hystrix vive en las aguas tropicales y subtropicales de todo el mundo, y presenta la sorprendente peculiaridad de transformar sus escamas en espinas. Cuando se siente amenazado, se hincha tragando agua y convierte sus escamas en afiladas espinas.

Además de esta protección física, el pez erizo segrega una neurotoxina paralizante, la tetrodotoxina, que le permite escapar de los agresores más temerarios.

Está activo entre el anochecer y el amanecer, cazando crustáceos y gasterópodos de los que se alimenta. De día descansa bajo las rocas o grietas.

Descubra más información sobre este increíble pez aquí.